Los envíos a todo el país están normalizados

Cómo cuidar tus prendas

Para cuidar correctamente de tus prendas necesitas conocer cada una de ellas . Desde el tipo de telas y materiales con los que han sido confeccionadas, hasta las consecuencias adversas inherentes a su estructura y composición. Por ello, más allá del cariño con el que debemos tratarlas para que sean durables y mantenerlas hermosas, he aquí algunas recomendaciones a tener en nuestra agenda.

Hay un grupo de indumentaria, tal como la que está hecha en algodon, viscosa, fibrana y voile que requiere de un cariño especial. Es decir, lavarlas a mano, delicadamente, siempre con agua fría y escaso jabón. El secreto final que evita que encoja, es tan simple como éste: estirar la prenda mientras esté húmeda.

Los sweaters, tejidos, hilados también requieren muy poco jabón. Lo fundamental es nunca retorcer, y secar en plano, sin secadora. Y sí o sí planchar del lado del revés.

Cuando ciertos tejidos se exponen demasiado al roce, se produce el efecto "peeling", es decir, esas bolitas tan indeseadas que tanto odiamos ver y cuestan sacar. Lo cierto es que no existe método totalmente efectivo para quitarlas. Pero sí, hete aquí un par de tips: el truco de la afeitadora vieja, por ejemplo, con poco filo, con la que "rasuraremos" la prenda, con muchísima suavidad. EL otro, mejor y algo más caro: el quita pelusa eléctrico, tal como el pretencioso modelo Philips GC026, de gran efectividad. 

Sin embargo, más allá de los consejos, lo cierto es que el cuidado, cariño y delicadeza con la que nos relacionamos con nuestra indumentaria son los mejores antídotos contra su deterioro y envejecimiento. Y depende de nosotros mucho más que de las características de la ropa.